Detalle de la noticia

Primera Regional: El último tren

Fecha: 03 Mar 2009

Pocos se esperaban que el exilio de Ventas fuese a resultar tan beneficioso para los intereses del Dunboa-Eguzki. Nunca se había conseguido la victoria en Ugalde y la esta vez se presentaba capital para eludir definitivamente los puestos de descenso y dar continuidad a esta espectacular racha. En frente, el Beti-Ona no se hizo acreedor al puesto que ocupa en la tabla.

Como viene siendo habitual los locales no saltaron al campo todo lo bien que cabía esperar. El Dunboa-Eguzki no se sintió cómodo en el inicio de partido y fueron los visitantes los que más inquietaron la meta contraria y se pudieron adelantar en el marcador. El Beti-Ona puso a prueba a Asier en unos cuantos disparos lejanos y tuvieron su mejor ocasión en un desajuste del Dunboa-Eguzki que no llegó a concretarse. Con el paso de los minutos, los locales se sintieron mejor. El centro del campo empezó a carburar. Luis entró en juego y tanto Webo como Denis empezaron a hacer de las suyas. Fue, éste último quien dispuso de la primera gran ocasión del Dunboa-Eguzki. Una internada por banda izquierda acabó con un gran disparo del medio derecho que no se concretó en gol por poco.

El primer gol del partido llevó la firma de Webo. El asistente, Denis, que realizó una gran jugada personal por banda. Fueron los mejores minutos del Dunboa-Eguzki que consiguió trenzar buenas jugadas de ataque. El goleador, pudo aumentar su renta poco después a pase de Lekuona pero el balón se paseó por el área sin encontrar rematador. Edu, también tuvo la suya antes de que finalizase la primera parte pero su disparo se marchó por encima de la portería.

La segunda parte no pudo empezar mejor. Los locales consiguieron el gol de la tranquilidad pronto y pudieron vivir un final de partido tranquilo. Nuevamente fue Denis el que comenzó el contragolpe de los azulones. Éste, asistió a Edu. Su centro impactó en un defensa del Beti-Ona y se alojó en las mallas visitantes. Él no quería.

De aquí hasta el final el Dunboa-Eguzki pudo haber aumentado su renta de haber hilado un poco más fino. Los locales dispusieron de numerosos contragolpes pero no pudieron materializar ninguna de las ocasiones. Los visitantes sólo pudieron crear peligro con faltas laterales y se vivió un final de partido tranquilo.

La racha sigue su camino. El Munibe espera en Berio este próximo fin de semana.

<- volver