Detalle de la noticia

Primera Regional: Algo más que tres puntos

Fecha: 03 Feb 2009

El pitido inicial se dio un poco más tarde de lo esperado, y para el minuto 10 los de San Pedro ya habían demostrado que no iban a dar ninguna facilidad al rival.

El Dunboa-Eguzki defendía como podía la avalancha inicial, e intentaba salir a la contra por las bandas; muestra del asedio es que Asier sacó, haciendo muestra de unos buenísimos reflejos, un balón que se colaba en la portería, y Tubi, con dos segadas in extremis, evitó que el delantero disparara a portería desde dentro del área pequeña. Por el contrario, un par de acciones protagonizadas por Webo y Denis metieron el susto en el cuerpo de la afición morada, que se dedicaba a poner nervioso al portero rival en cada saque de éste.

El Dunboa-Eguzki trató de sacar el balón jugado en varias ocasiones, pero por los fallos en los controles y en algún que otro pase en corto en defensa se decidió evitar cualquier problema y pasar al juego directo. El portero, de blanco en esta ocasión, siempre buscaba la cabeza de Luis, un seguro en esta faceta durante todo el partido. Las peinadas del interior izquierdo creaban muchos problemas a la defensa local, que tenía que despejar como podía el peligro. En una de estas el balón sale a corner; Luis lo saca con la diestra muy cerrado, y el portero con dificultades la manda de nuevo a corner. Cabe señalar un más que posible penalti a Montoya en esta jugada. Desde el lado opuesto, Luis la vuelve a cerrar, esta vez con la zurda; el balón va perfecto para Webo que llegando más alto que el portero remata a gol y pone al Dunboa-Eguzki por delante. 0-1 en el marcador, y el Dunboa-Eguzki tenía hecho lo más difícil, ponerse por delante en el marcador en las peores circunstancias.

La primera parte acabó con el Sanpedro más volcado en ataque, pero con la defensa visitante acabando con cualquier posible peligro que surgiera. Esta pudo ser la clave del partido, porque el equipo se fue al vestuario con otra sensación muy diferente a la que tenía cuando comenzó el partido, ya que veía que defendiendo como lo estaba haciendo no se iban a escapar los tres puntos.

La segunda parte empezó como la primera, con el Sanpedro volcado arriba, pero en este caso sin crear tanto peligro como en la primera. El Dunboa-Eguzzki, ahora sí, conseguía sacar el balón jugado desde atrás, y esto hizo que la desesperación local llegara a su punto más extremo. Alberito en dos ocasiones, Yubero nada más entrar, Montoya y Edu casi al final pudieron comprobar en sus carnes que el trabajo se estaba haciendo bien, porque lo único que pudo hacer el Sanpedro fue repartir patadas, empujones e insultos, lo que hizo que la afición terminase de estallar, convirtiendo Trintxer en el corral de la Pacheca. Nada de lo que se escuchó en esta segunda parte aparecerá seguro en el diccionario de la Real Academia Española, pero nada de esto inquietó a los visitantes. Exceptuando un disparo del capitán local desde fuera del área a la salida de un corner, las mejores ocasiones en esta segunda parte fueron para el Dunboa-Eguzki. Las más claras, las de Gorkita y Edu respectivamente, pudieron hacer que el partido terminase antes del pitido final, pero, como parece ser el destino de este equipo, hubo que sufrir hasta el final.

En fin, tres puntos más que siguen en una racha sin precedentes. Ahora toca jugar, y digo bien, jugar contra el Touring. Un clásico en horas bajas, por lo que el equipo de Luis Gordo y Javi Glez. debe mantener la tendencia.

<- volver